¡Persona hola!

¡Me lancé! No hay vuelta atrás… (o eso espero!).

La verdad es que llevo varias semanas dándole vueltas a esto de crearme un nuevo blog, dado el fiasco del primero (Diario de una traductora), y ¡por fin me he lanzado! Gracias, sobre todo, al último empujón de Pilar 🙂

¿Por qué fue un fiasco mi último blog? Pues… porque aunque soy oficialmente traductora, resulta que no tengo nada de experiencia en el mundo de la traducción y ¿de qué iba a hablar?

Así que, ahora, con la misma ilusión, comienzo este, mi cajoncito de sastre, en el que no quiero ceñirme a un tema en concreto, sino escribir sobre lo que me apetezca: cine, moda, belleza, recetas, trabajo…

¡Espero que lo disfrutéis!

Pd: Podéis a seguir a la culpable de que me haya propuesto empezar a escribir en su blog.